21 marzo 2011

Anecdotario de un contratiempo


Estimados alumn@s de Técnicas I:

Como comentábamos en nuestra sesión del pasado sábado, el objetivo de esta asignatura es que ustedes adquieran las habilidades necesarias para consultar, recuperar y consignar información documental proveniente de distintas unidades de información. Sin embargo, el desarrollo de estas habilidades está íntimamente relacionado con su capacidad de ejercer plenamente los hábitos de la lectura y la escritura, lo cual en algunos de ustedes, de acuerdo con sus comentarios, se ha convertido en un contratiempo de tipo académico, incluso personal. Por esa razón considero muy importante saber en primera instancia ¿cuáles son sus sentimientos en torno a leer y escribir?, para después conocer las dificultades a las que se enfrentan comúnmente cuando tienen que leer y escribir textos académicos.

Estoy consciente que las circunstancias y las historias de cada uno de ustedes sobre este punto son, tal vez, radicalmente distintas, pero lo importante de este ejercicio es identificar aquellas dificultades más recurrentes a fin de subsanarlas o resarcirlas en beneficio de su formación académica. Por esa razón les pido que compartan conmigo y demás compañeros sus experiencias en torno a este tema, ya que esto nos permitirá llegar a una serie de alternativas que sin duda coadyuvarán a afrontar de mejor manera el eterno conflicto de cómo leer y escribir en la Universidad. Saludos y sean bienvenidos sus comentarios.

20 comentarios:

José Daniel Guerrero Gálvez (Oquitzin Azcatl) dijo...

Que pregunta tan más interesante... ¿qué sentimientos hay en la lectura y la escritura? Muy relacionado con las dificultades respecto a estas dos actividades, necesarias en la vida académica pero imprescindibles en la vida cotidiana considerando que la expresión escrita y la lectura tiene una intensificación con las tecnologías de información y comunicación; para empezar, con el correo electrónico. Grandes pleitos se han suscitado por no escribir o leer bien un correo electrónico mucho más cuando la cantidad de información que ahora circula por la Web es basta.
Será muy interesante leer esos comentarios...

José Daniel Guerrero Gálvez (Oquitzin Azcatl) dijo...

Una fe de erratas... en lugar de la palabra "basta" es "vasta"...

César S. González Belmont dijo...

Me requete encanta leer, soy fanatico de la novela histórica y mi vista me la acabé leyendo cualquier cosa que caia en mis manos, desde el nunca bien ponderado libro vaquero hasta los 12 tomos de historia universal que había en el librero de casa (no fue por que quisiera, la verdad no había $$$ para comprar algo nuevo y ya sería la quinta lectura de Harry Potter y como que ya no),
El problema como mencioné en algún momento de la clase, es que los textos que ahora leemos, a veces son escritos con un lenguaje verdaderamente rebuscado, es como si el autor seleccionara las palabras precisas para que no se entienda a la primera; sumémosle a ese detalle el hecho de que varios de nosotros tenemos un empleo de tiempo completo, una casa que atender (yo le hago de comer a mi hija diario entre mi trabajo de la mañana y las clases en la prepa 6), ochocientos veintisiete compromisos distintos a lo largo del día, y a veces el espacio para realizar las lecturas se ve reducido a una dificil decisión: le dedico al menos un par de horas o duermo al menos 5 horas.
Por supuesto cuando llegamos a esa instancia, probablemente nuestro cuerpo está tan cansado que las lecturas se nos antojan como una piedra roseta que tenemos que traducir con ayuda de algún interprete que por supuesto no está a la mano y el tiempo dedicado a esta actividad a veces resulta infructuoso y/o desgastante.
En lo personal, he tratado de establecer mis espacios de trabajo en horarios fijos, buscando el lugar y el ambiente adecuado que propicie el estudio mas no el quedarme dormido, he intentado reducir tiempos subrayando desde la primera lectura e incluso haciendo notas al margen del texto de lo que voy entendiendo, de tal forma que en la segunda lectura ya puedo ir empezando con una sintesis retomando los comentarios que hice al margen.
Me queda claro que cada quien va encontrando su método y lo que a unos funciona no les resultará util a otros pero la idea queda ahi, busque cada quien lo que le funcione y si no pueden, tambien se puede buscar el apoyo en grupos de estudio, ubicando gente cerca de casa. Que dificultades tengo? me cuesta trabajo hacer ensayos, me cuesta trabajo comentar a un autor como Durkheim sin caer en el resumen y me cuesta mucho trabajo aceptar un 7 por que la maestra no está de acuerdo con mi opinión.
Saludos a todos.

Luz Edith Muñoz Ramos dijo...

Yo coincido totalmente con César, a mí también me encanta leer, lo hago desde pequeña, pero realmente las horas pasan volando entre tarea y tarea en mi caso del hogar, ir por los bebés a la escuela, hacer la comida, uff!!Además como menciona nuestro compañero a esto se le suma la dificultad de los textos, sé que estamos a nivel superior pero se necesita leer y releer y volver a leer cuando a veces se tiene tiempo para darle una sola lectura!
Como ejemplo, comento que mientras escribo mi beba me ha interrumpido tres veces :P y la concentración no es la óptima en estas condiciones.
Como César, yo también comienzo subrayando desde el comienzo, y leo lo que me llame más la atención primero, y dejo las más complicadas al final, cuando ya terminé algunos trabajos y estoy menos presionada.
Espero también les sirva un poco mi comentario, saludos y nos vemos el sábado!!

FRANCISCO PEREZ FERNANDEZ dijo...

leer, es bastante fácil, comprender lo que se ha leído es lo que me complica dar una opinión, y más si lo leo directamente en la computadora o en el ipod, algo que me está funcionando es, primero que nada, imprimirlo, subrayar lo más destacado, releer lo marcado y escribir lo que entendí. en el mejor de los casos me lleva más de un par de horas, así que como dice Stephen Covey, "Primero lo primero". Este sistema de estudio me permite estudiar una licenciatura y no dejar de trabajar y atender a mi familia, así que lo menos que puedo hacer es administrar mi tiempo, reciban un cordial saludo.

Juan José Méndez Olalde dijo...

Soy del mismo pensar. En este momento estoy llevando acabo la lectura de "El proceso de la investigación científica" de la pág. 55-88, y es difícil aferrar la mente al materialismo mecanicista y al materialismo dialéctico, por momentos parece que estoy leyendo realismo mágico, ¡¡¡Me reuso totalmente a creer que estos temas son solo para mentes selectas!!! Antes de que iniciara el semestre, husmeando en los estantes de libros de la biblioteca central encontré un libro que llamó mi atención: "La sociología y los problemas escolares", e inclusive saqué copias al primer capítulo, copias que no tengo a la mano en este momento, pero lo que recuerdo , más o menos, de ese libro es que el autor define 7 pasos en los cuales se lleva a cabo la elaboración o el estudio de un tema. En el 5° paso, sino me equivoco, es por lo regular donde los estudiantes avientan la toalla, con respecto al tema, pues lo encuentran difícil de elaborar, y con ello le invaden sentimientos de frustración, así, con esto es complicado que llegue al 7° paso, la conclusión. La sugerencia que hace el autor es que cuando se llegue al 5° paso se contemple el tema desde diferentes ópticas, observar si existen otros caminos para llegar al fin y escoger el menos complejo para superar este paso. Por el momento el camino que yo encontré, buscándole otro enfoque al "problema", es conocer el entorno social en donde se dan estas corrientes (materialismo mecanicista y dialectico), que estoy seguro me acercará un paso más hacia la meta. Para concluir, pienso que si asimilamos términos que por ahora nos resultan "rimbombantes", será mas fácil de navegar en los mares sociológicos, pedagógicos, epistemológicos (y todo lo que termine en "gógicos") para nosotros los iniciados.

MARILYN GARCIA ARRIETA dijo...

Hola a todos compañer@s y profesor!!!

Les platicare mi experiencia, en lo particular me consuela saber que la mayoria estamos en la misma situacion, el de no entender las lecturas o el de no poder interpretar un texto, de verdad que estaba muy espantada porque pense que yo era la unica que estaba pasando por esta situacion, a la vez se me hace increible que todavia no pueda comprender muy bien las lecturas; me falta mucha concentracion en ellas, a mi se me complica mucho al escribir o el interpretar textos, para que yo pueda concentrarme totalmente en una lectura debo de estar en absoluto silencio, los puntos que tocaron en la clase de como realizan sus lecturas algunos compañeros me interesaron voy a retomar esos puntos y espero me sirvan de algo.
Que esten bien compañeros y profesor ojala y pronto encuentremos soluciones a esta situacion!!!

VALERIA MEYALLI GARCÍA dijo...

HOLA
ME GUSTA LEER PERO SI ES DIFICIL COMPRENDER LOS TEXTOS FILOSÓFICOS, PSICOLÓGICOS, SOCIOLÓGICOS Y DEMÁS. EXISTEN MUCHAS PALABRAS A LAS QUE NO ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A USAR Y ESO DIFICULTA A UN MÁS LA LECTURA.
PERO LO QUE MÁS SE ME DIFICULTA ES ESCRIBIR DESPUES DE LA LECTURA, NO SE COMO REDACTAR MIS IDEAS ENTORNO A LAS LECTURAS

Juan Manuel Zurita Sánchez dijo...

Estimados alumn@s:

Antes que nada, muchas gracias por sus comentarios.

De momento podemos concluir parcialmente que la mayoría de ustedes gusta de leer y eso es ¡muy importante! Ahora bien, los principales inconvenientes que se presentan con sus lecturas académicas estriba en que éstas están escritas en un lenguaje un tanto incomprensible, es decir, llenas de conceptos e ideas que son de carácter polisémico.

Por otro lado, también percibo que los momentos que dedican a la lectura y, por ende, a la escritura se ven truncados o minimizados por las labores propias de la vida cotidiana, dícese trabajo, labores domésticas, atención a la familia, etcétera.

Hasta ahora estos son los dos principales escenarios que ustedes manifiestan en torno a leer y escribir textos académicos. Los invito a que sigan compartiendo su punto de vista y experiencias para poder llegar en conjunto a una compresión y posible solución de este problema. Saludos y seguimos.

NANCY ALONSO dijo...

Bueno mi principal problema se encuentra al momento de redactar las ideas principales, porque no sè hasta que punto estoy respetando al autor. Tambièn se me dificulta el momento en que tengo que explicar lo que aprendi con mis propias palabras me siento muy insegura -me ocurrio muy frecuentemente al comenzar el semestre en los primeros trabajos-, y he llegado a la conclusiòn de que me ocurre eso porque no entiendo el tema en su totalidad.

Al momento de realizar mis lecturas, hubo instantes en que terminaba de leer y me daba cuenta de que no había comprendido nada; entonces tomé el tip que nos dio en la clase de tecnicas y comencé ha hacer mis esquemas al momento de estrucutarlos terminaba comprendiendo el tema y mi lectura se torno más rápida.

AMINTA ALEJANDRA RAMOS ABREU (aminta.ramos@comunidad.unam.mx) dijo...

Hola profesor y compañer@s:
Precisamente estaba leyendo y tratando de hacer uno de los tantos trabajos en los que me he atrasado y no le veo el fin, cuando recordé que no había checado la Bitácora para Técnicas y Fundamentos, cuál fue mi sorpresa al encontrarme con este espacio, el cual, en viernes a esta hora, cuando me faltan mil cosas por hacer de la escuela, casa, hijos (angustiada porque tendré que perder todo el resto de la tarde y horas valiosas de la noche en la Noche Colonial de la escuela de uno de ellos), del marido ni les cuento (por la falta de atención), me proporciona un suspiro y el consuelo de que haré lo más posible y la esperanza de que los profesores entiendan y me den oportunidad para el siguiente sábado.

No había faltado ningún sábado y este que falté por un compromiso inevitable, veo que la plática con el Prof. Zurita estuvo muy interesante.

A mí también me gusta muchísimo leer, realmente retomé la lectura hace años en unos talleres maravillosos en la escuela de mis hijos. A ellos les debo haberle encontrado el amor a la lectura y además darme cuenta de lo importante y maravilloso que es. Desde entonces leo y estudio todo lo que puedo, desgraciadamente dejé de estudiar en forma muchos años y los años no pasan en balde. Para mi estudiar esta carrera era un sueño y algo que me debía y me traía mucho pesar no haberlo hecho en su debido momento. Bueno, nunca es tarde y ahora lo estoy haciendo, espero no enloquecer antes de terminarla.

Estoy en una gran universidad, con magníficos maestros y unos compañeros que, sin ellos esto sería muchísimo más difícil, hemos hecho un gran equipo y eso es para estar orgullosos, ojalá así sigamos.

También me cuesta mucho trabajo cubrir todas las lecturas, para poder leer, entender, razonar(?), interpretar, redactar, etc., me lleva demasiado tiempo, el cual junto con todas las obligaciones que tengo parece en muchos momentos un trabajo titánico. Si le agregamos que realmente no sabía usar una computadora, ¡Imagínense! Todavía no la sé usar, pero estoy aprendiendo a marchas forzadas.
Tengan la seguridad de que no me voy a dar por vencida, pero el no tener las técnicas de estudio adecuadas me están dando muchos dolores de cabeza, pero no importa, sobre la marcha aprenderé.

Gracias a todos mis compañeros por su apoyo invaluable, a los todos los profesores por sus asesorías y conocimientos y a ti profesor Juan Manuel por tu paciencia, dedicación y compartirnos todos esos conocimientos y herramientas que nos hacen tanta falta. A todos, gracias por su amistad.
Nos vemos mañana. Saludos.
Aminta A. Ramos Abreu.

José Luis Barbosa Pacheco dijo...

De común acuerdo con mis compañeros, a mí también me gusta leer. Puedo resumir mi comentario con algunas palabras: ¡nunca había visto tantas letras juntas!
Y, lamentablemente estoy cayendo en la metáfora del leñador que estaba ¡cortando y cortando árboles!, hasta que alguien le sugiere: ¿por qué no le sacas filo al hacha? A lo que el leñador le contesta: Porque no me da tiempo de hacerlo, pues tengo muchos árboles que cortar. Y siguió corte y corte árboles.
Me despido, porque tengo que seguir…leyendo.

Mónica Romero Aguilar dijo...

Yo concuerdo con el compañero Francisco. "Leer, es bastante fácil, comprender lo que se ha leído es lo que complica dar una opinión (…)."
Supongo que es un poco también él nunca buscar palabras que no comprendo en el diccionario y suponer que significan tal o cual cosa. Me gusta mucho escribir, y me encanta filosofía y sociología, en cambio materias como Psicología o Introducción a la Pedagogía me cuesta más trabajo leer. En cuanto a dar opiniones ,siempre leo unas cuantas para darme una idea , igual está mal porque no formo mi propio criterio, pero así entiendo mejor las lecturas.

Anónimo dijo...

Maria de la Luz Ruiz Sánchez

hola a todos, en realidad a lo largo de mi vida me he enfrentado a muchos retos, a muchas costumbres, discriminaciones, impedimentos, etc. me encanta leer, y siempre, siempre me escondía para hacerlo, pues no me dejaban, estudie como pude, contra todo y contra todos, pues me toco esa etapa de... ¡para qué! si eres mujer y te vas a encerrar en la casa, ¡que estudien tus hermanos que son hombres! (5) bueno, en fin, también reconozco que perdí muchos años en los que no trabaje y solo estaba en casa dedicándome a educar a mis hijos y haciendo "chambitas", ¡pero no dejaba de leer!, lo prefiero a cualquier programa de televisión, radio o película.
Ahora la lectura que hago es bastante diferente, pues en algunas el lenguaje es difícil, los textos repetitivos y encima,
• hacer “control de lectura” ( que no sé qué es eso)
• “ensayo” (tampoco)
• “mapas conceptuales” (menos)
• “resúmenes”
• “mapas mentales” (¿Qué es eso?)
• y para rematar “abrir textos en pdf”,
• hacer archivos en la computadora para tenerlos “a la mano”
• “imprimir”
• “manejar el internet”
• “ inscribirse a grupos por internet”
• Contestar en esta bitácora…etc.
Son muchas cosas que desconozco y algunas que he ido superando, por ejemplo, manejaba el internet para consultas, para “chatear”, inclusive comencé un “blog”, el cual me trasladaron a WorPress y en el que en el cambio perdí fotos y el formato que me había costado armar, ahora ni siquiera puedo hacer un comentario mencionando mi blog pues no sé cómo se hace, (por cierto si lo quieren visitar se llama lucesita1204 y está en WordPress).
Voy a agregar también que a veces leo textos en la computadora con la cabeza de lado pues el texto esta de lado, gracias a mis hijos que me dicen que rote la imagen usando el clic derecho, la libré, (pero me tomaron fotos los muy canijos, también me han tomado videos cuando estoy intentando hacer la tarea y hago ademanes como de golpear el aire y se ríen), aun así siento que voy mejorando
Sí, me saque 6 y una crítica de que “no es resumen” pero me costó mi trabajo y me quedo con ese 6. Tengo un horario de esclava bastante amplio y salgo de casa a las 6 A.M. y regreso de 8 P.M en adelante, no puedo llegar y avanzar con la tarea, convivo con mi familia y cuando se van yendo a descansar, entonces me pongo a hacer la tarea, inclusive las lecturas, pues no lo puedo hacer en el trabajo pues es de mucha concentración, a veces me acuesto a las 2 de la mañana, pero no voy a dejar de ir, me gustan todas las materias y repito voy mejorando, aprendo muchas cosas que quiero aprovechar y que me gustan, quizá no resulte igual de productiva que todas las jovencitas que son mis compañeras, pues ellas tendrán más tiempo para sacar provecho de lo que los profesores nos enseñan, pero no pensaré en eso.
Yo puedo auxiliarme de mis hijos que con gusto me ayudan, es por eso que cuando puedo ayudar a mis compañeros lo hago. Les mando muchos saludos y mensaje de que no desistan, si están donde están es por algo, así que no desistan, quizá llévenla más lento, pero más vale avanzar lento que no moverse ¿va?

Paulina Vázquez dijo...

Hola a todos:
Bueno...
me gusta mucho leer y creo que en verdad ese es el problema; cualquier información que llega a mi vista es perseguida por mi cabeza
(política, cuentos, tecnología,cultura, historia,) así me pierdo entre la información, quiero saber todo y termino medio sabiendo unas cuantas cosas (queriendo saber más) y definitivamente sin terminar la tarea. Cuando al fin leo lo que tengo que leer,pasa esto: primero le doy un lectura rápida, luego otra para ir subrayando o haciendo fichas de datos y en cuanto empiezo a escribir para hacer el trabajo, la mayoría de la veces es un desastre, creo que es por que no me concentro o desconozco lo que el profesor pide exactamente,y auque sepa que pida, no estoy acostumbrada a redactar diferentes tipos de escrito. Honestamente a veces no se que pide o quiere el profesor, entonces como no se que escribir me distraigo y empiezo a leer otra cosa... aunque también me gusta escribir, desgraciadamente no tanto las tareas. Honestamente no me gusta mucho hacer las tareas, no porque no me gusten los temas, me gustan y mucho, simplemente es que que mi desorden me dificulta mucho hacerlas.
Todo esto además, en el poco tiempo que tengo para estudiar, que es casi siempre después de las 9 pm y luego, llega un momento en el que puedo leer una línea 10 veces y ya no entiendo ( como a la 1 o 2 ) mi cerebro ya no da!!
Lo bueno es que leo a una velocidad aceptable y generalmente entiendo los textos, pero como mencionó el compañero César, algunos autores escriben rebuscadamente y muy enredado, en esos textos busco información extra del tema para entender mejor.
Me parece que lo que más necesito son técnicas para hacer mis tareas eficientemente y un ligero cambio de actitud, porque a veces yo sola me bloqueo pensando que es mucho lo que tengo que hacer y que nada termino completo.
Concluyendo, me encanta leer y también escribir y considero que leo bien pero a la hora de dar formato y redacción a los trabajos, me pierdo. Desearía tener más tiempo para hacerlo y mejores técnicas para aprovechar lo que tengo. Aunque se que lo del tiempo no tiene remedio (sólo en mi propio orden), espero que usted nos ayude bastante con las técnicas.
Gracias por interesarse profesor. Saludos.

Minerva Jazmín Carbajal Galindo dijo...

Estar nuevamente en la escuela ha renovado mi forma de vivir la vida, primero porque era un sueño inconcluso que debía realizar, entonces ¿por qué sufría? despúes gracias a un amigo y a usted profesor comprendí que es algo que debo realizar pero sin agobiarme, con el mejor ánimo y disposición. He cambiado mis pensamientos me cuesta aún mucho trabajo leer tal cantidad y entender todo,sobre todo por mis multiples ocupaciones, efectivamente es mucho el esfuerzo pero lo disfruto y quien sabe tal vez algún día extrañe éste tiempo.
Me gusta leer, no leo de todo, solo lo que me interesa o da curiosidad. Crecí rodeada de libros mi papá tiene muchos libros antiguos, de niña los abrá para sentir el papel grueso como poroso y de color diferente eso me agradaba mucho, es cierto, no es lo mismo leer en compu o en copias tiene un encanto especial abrir un libro puedes percibir su aroma él por si solo está lleno de sensaciones, sin contar con el mundo maravilloso que puedes descubrir pero que no aprecias cuando lo haces por obligación,la actitud que ahora tomo es pensar en lo que tengo que hacer, cuales son prioridades; con ésto no quiero decir que haya materias mas importante que otras pero confieso que si hago primero las que me gustan más o que me parecen más fáciles.
Por otra parte quiero agradecer a mis compañeros que toman parte de su tiempo para subir archivos al grupo para los que como en mi caso nos enfrentamos al retraso tecnológico, tal vez sin su apoyo varios ya habríamos renunciado. Cuando tienes una duda y te sientes sólo, lanzas una pregunta y siempre hay álguien ahí para ayudarte vuelves a revisar tu correo y son más y más los que te responden es importante saber que domina un ambiente de union. Para mí ha sido escencial su apoyo. Por supuesto debo agradecer a los profesores que también nos proporcionan el material y sobre todo a usted que ha sido nuestro paño de lagrimas. No debemos desesperarnos con algo de experiencia disfrutaremos aún más leer y escribir.

GONZALO dijo...

Gonzalo Jaramillo (41114780-4)
Con respecto a la lectura, la verdad es que no me gusta, lo hago más bien a fuerza, de leer a ver la TV prefiero la TV. Debido a que soy incapaz de tomar un libro solo por el placer de hacerlo es que mejor lo hago si esto me da una ventaja palpable (por ejemplo un título universitario o de posgrado). La comprensión del texto me parece fácil, lo que hago es ver cual es la esencia, toda la paja prácticamente la deshecho. En cuanto a la escritura, a mi me gustan las cosas directas, se me hace difícil poner palabras de más; prefiero poner mi opinión y colocar ejemplos que sean prácticos y fáciles de entender. Considero que hacer los trabajos en el mundo de las ciencias sociales se vuelve un gran reto para mi, sin embargo entiendo que es la mejor manera de tener un crecimiento personal.

Fabiola dijo...

Lo que más se me dificlta es extraer las ideas principales, y ello se complica aún más cuando se trata de textos filosóficos que repiten de una y otra forma la misma idea, de modo que al final puedo decir lo que entendí, pero ello me lleva siempre más de 4 horas, pues leo toooodo, intentando comprender toooodo... :S

El semestre pasado tuve una profesora que nos pedía comentar sobre cada texto asignado, sin embargo ella nos decía que ninguna idea expresada surgía de la nada, que teníamos ese conocimiento porque lo habíamos obtenido de alguna corriente, de algún autor, de modo que a todo lo que "opinabamos" debía seguirle una cita...o sea que eso del aparato crítico me volvió loca, me provocó pavor y finalmente estoy recursando la materia....

AUREA ELIZABETH PALOMO ESPAÑA dijo...

Estimados profesor y compañeros:
Como he leído en sus comentarios, la mayoría de nosotros tenemos acercamientos a la lectura con fines de entretenimiento. Personalmente creo que mi relación con los libros es buena, aunque podría ser mejor. Sin embargo quisiera anotar que los textos que nos están dejando en la carrera se me han dificultado, algunos un poco, algunos otros demasiado.
El problema, creo yo, NO tiene que ver con cuánto leemos, sino con la diferencia abismal que existe entre leer literatura y leer textos de divulgación científica o técnica. El lenguaje que se utiliza no es el mismo, en literatura se usa un lenguaje más común, más cercano a nuestra cotidianidad. En los libros de texto estamos encontrando mucha jerga o metalenguaje propios de las disciplinas sociales, con las cuales aun no estamos familiarizados. Incluso cuando leemos sobre un término de uso coloquial entre nosotros, resulta que para efectos de la lectura, tiene otro significado, más compuesto o desarrollado.
Considero que solo con la práctica y armándonos de buenas herramientas como los tesaurus o diccionarios específicos, podremos seguir las lecturas con mucha mayor comprensión y mejorar nuestra digestión de lo que aprendemos.

Anónimo dijo...

Quiero felicitar a mi cuñada Minerva Jazmín Carbajal Galindo por los logros obtenidos hasta el día de hoy. Por tener que renunciar al cuidado de sus hijos Bryan, Melissa y Ricardo para obtener un sueño, terminar sus estudios, creo que quien motivo a que ella decidiera continuarlos, independientemente de su amigo y su profesor, es mi hermano Ricardo Ortíz Téllez recién graduado en el Conservatorio de Música, por cierto entre los destacados y su padre que en lo personal me parece un libro viviente. No debe ser nada sencillo dedicarse de día al trabajo y saliendo de él a la Universidad. Quiero hacer una pequeña crítica a lo que escribió con antelación refiriéndose al retraso tecnólogico, creo que si te refieres a la Tecnología esta abanza día con día, prueba de ello es que en lo personal soy técnico en computación y debo ser constante en la actualización de Hardware como Software, etc. Nuevamente Felicidades, que logres todo cuanto te propongas.

Publicar un comentario en la entrada