01 noviembre 2009

¿Me da pa' mi calaverita?


Chic@s:

Deseo compartir con todos ustedes un regalo muy especial que me hizo su compañera Marcela. Sin duda este tipo de detalles hacen que uno quiera seguir ejerciendo la docencia. Que lo disfruten tanto como yo. ¡Buen día de muertos!


"Zurita estaba muy contento
con su laptop trabajando,
cuando la muerte lo vio
y creyó que estaba jugando.

"Zurita ni se inmutó
al verla acercarse a él
sin embargo le enseñó
como entrarle a su email.

"Desde entonces muy feliz
chateaba con Juan Manuel
porque cuando sea grande
quiere ser como él."

Hilda Marcela Borja Gallegos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada